“ES TENTADOR TRATAR TODO COMO SI FUERA UN CLAVO, SI LA ÚNICA HERRAMIENTA QUE TIENES ES UN MARTILLO”.

(Abraham Maslow)

Crisamer Rivero

Mi nombre es Crisamer Rivero y soy Psicóloga General Sanitaria. Estoy formada en terapia Cognitivo-Conductual, terapia humanística y EMDR. También me he formado como orientadora escolar.
Fuera de la parte académica, considero indispensable el aprendizaje en el proceso de mejora para ayudar con amor, responsabilidad y profesionalidad.

¿Cómo puedo ayudarte?

Terapia individual

Gestionar bien nuestras emociones y cuidar nuestra salud mental supone un cambio radical en la forma en la que afrontamos nuestro día a día.

La terapia es un espacio de crecimiento y autoconocimiento, donde pondremos luz a esas partes no conocidas, adquiriendo nuevas herramientas para gestionar aquello que nos sucede, aprendiendo a poner límites, a decir que no, a querernos más y mejor. Es imprescindible que marquemos juntos/as unos objetivos terapéuticos acordes a lo que necesites en tu presente, para sentirte mejor aquí y en el futuro.

Si existe alguna situación que, aún intentando gestionarlo por tu cuenta, te siga generando malestar, es el momento de acudir a terapia.

Terapia familiar

La familia es un sistema en el que todas las personas que lo componen se influyen entre sí, por ello todos/as los/as integrantes pueden contribuir a la solución de los problemas. La terapia sistémica se focaliza en comprender y cambiar las dinámicas de las relaciones (familiares, laborales, etc.).


Los roles y los comportamientos de las personas en el ambiente familiar suelen estar determinados por las reglas internas de cada familia y la interacción entre sus miembros. En terapia, buscaremos analizar qué está pasando, qué visión tiene cada persona de la familia de lo que puede estar sucediendo y trataremos de encontrar puntos de unión para poder “remar” juntos hacia la solución.


Terapia de pareja

La terapia de pareja busca analizar qué dificultades han ido surgiendo durante la relación que están afectando al bienestar de ambos. Nos centraremos en mejorar la comunicación en la relación y disminuir los posibles conflictos surgidos por la convivencia, aprendiendo a controlar los impulsos y emociones para afrontar y resolver los conflictos que puedan surgir de una manera más eficiente. Además, buscaremos ver los problemas desde otra perspectiva, intentando mirar cada situación de manera específica y poniéndonos en el lugar de la otra persona, para poder llegar a puntos en común. Es imprescindible trabajar el problema de raíz para que no se vuelva a repetir continuamente, buscando gestionar de manera eficiente el día a día de la pareja.

Colaboraciones y próximos eventos